Cuando hablamos de lo que son las “relaciones personales”, sale a la luz un punto que no siempre solemos prestarle atención. Se trata de esas cuestiones que son incómodas y que por eso mismo, dejamos a un lado, o las dejamos pasar. Sin embargo, es importante tomarlas en cuenta para nuestro propio bienestar y conocimiento.

Punto 1

Las personas que dejamos entrar en nuestra vida son contagiosas. Si son personas negativas, tóxicas, rencorosas, perezosas y sin ambiciones o proyectos, nosotros terminaremos convirtiéndonos lentamente en “eso”. Por el contrario, si éstas son buenas personas, positivas, generosas, leales, con propósitos, en “eso” también nos convertiremos al corto, mediano o largo plazo. Es por eso que es importante elegir con sabiduría y cortar con aquello que no nos aporta nada bueno de manera rápida y precisa.

Punto 2

Desafortunadamente, las personas más importantes en nuestras vidas pueden transformarse en completos extraños de la noche a la mañana. Afortunadamente, son justamente aquellos completos extraños quienes pueden convertirse en las personas más importantes de un día para otro. Este proceso puede doler en el corto plazo, pero nunca podrá compararse con el sufrimiento a largo plazo que genera sostener vínculos que ya no nos suman, por actuar como una persona insegura y dependiente.

Punto 3

Cuanto más grandes nos hacemos, más nos damos cuenta de que la vida se trata de calidad y no de cantidad. Un amigo íntimo te dará mucho más que 100 “conocidos”. Una relación profunda te dará mucho más que 100 relaciones de una sola noche. Si estamos teniendo problemas para encontrar la calidad, debemos empezar por reducir la cantidad.

Punto 4

Si te genera nervios o ansiedad el hecho de compartir tus buenas noticias con una persona cercana, probablemente ESA persona no deberia ser tan cercana.

Punto 5

Esta generación está llena de personas superficiales y sin esperanzas, quienes han pasado la mayor parte de su tiempo preocupados por las apariencias y muy poco ocupados en sus mentes. Ser una persona atractiva físicamente es genial para atraer y ganar atención, pero serlo mentalmente es la única manera de conservar esa atención, de sostenerla en el tiempo, sin depender de ella y siendo selectivo.

Punto 6

La red social Instagram y otras, han hecho que las “las relaciones perfectas” se vean factibles. En consecuencia, las relaciones reales se convirtieron en algo poco deseable. Nos ha hecho expertos en identificar todas las cosas poco valiosas que no tenemos y muy inconscientes para poder apreciar y valorar todo lo que sí tenemos, creando para muchas personas estándares de vida que son inalcanzables.

Punto 7

Sos el imán, el reflejo, y la base de todas tus relaciones. Si sos feliz a solas, serás aún más feliz en compañia. Si en cambio sos infeliz stando a solas, probablemente vas a terminar teniendo problemas para relacionarte. Es importante asegurarnos de encontrarnos a nosotros mismos, antes de a cualquier persona.

Punto 8

Las relaciones más fuertes desarrollan sus propios códigos, humor, lenguaje, tradiciones y valores. Se ven extrañas para los de afuera. Si tenés ese tipo de relación con alguien, valorála y protegéla porque es muy especial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.