Se suele denominar “Orbiting” a lo opuesto al Amor. En la actualidad es muy común y se da en las redes sociales, el mundo digital y de internet.

Existen determinadas características y conductas que tenemos los seres humanos que generan el ya denominado Orbiting.

Ejemplos:

  1. Desapareció o se cortó la interacción, pero sigue habiendo interacciones en las redes sociales.
  2. La persona sólo se encuentra presente a través del mundo digital. (Presente en un “like” en nuestras publicaciones, con una reacción a una historia, compartiendo tu contenido en sus historias o con sus amigos y, comentando nuestras publicaciones pero sin entablar conversación alguna con nosotros.)
  3. No nos bloquea, está AHÍ, pero SIN estar con nosotros.
  4. Se mantiene lo suficientemente cerca a pesar de NO estar dispuesto/a a ser parte activa de nuestra vida real de alguna manera.
  5. Mantiene el interés sin el objetivo de querer establecer una relación.
  6. Orbita como lo hace la Tierra al Sol. Da vueltas pero sin estar presente en el mundo real.
  7. Sostiene un pie adentro y otro afuera. (entonces quien lo recibe piensa que existe una esperanza porque la otra persona aún sigue ahí, del otro lado).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.