EL TLP o (Borderline en inglés) es un trastorno mental caracterizado por estados de ánimo, comportamiento y relaciones inestables. No se conoce con exactitud la causa del trastorno límite de la personalidad. El diagnóstico suele estar basado en los síntomas.
Se caracteriza por una dolorosa mezcla de confusión emocional, relaciones e imagen de sí mismo inestables e impulsividad autodestructiva. La condición de borderline es muy compleja y angustiante. Dolor, ira, confusión, nunca saber cómo me voy a sentir el minuto siguiente. Sentimiento de incomprensión. Nada da placer. Deseos de morir y quitarse la vida pero incapaz de hacerlo por un sentimiento de culpa por aquellos a quienes dañaría, para luego sentir mucho enojo por ello hasta llegar a cortarse o tomar una sobredosis para deshacerse de estos sentimientos.

Aproximadamente el 75% de las personas con borderline tienen una historia de auto-mutilación, y la gran mayoría de ellos han realizado por lo menos un intento de suicidio. En muchas ocasiones, las amenazas frecuentes de suicidio no se relacionan con un deseo de morir sino con una manera de comunicar dolor y deben entenderse como una solicitud a los otros de que intervengan (y bajo ningún motivo debe entenderse como una manipulación).

La auto-mutilación puede adquirir la forma de heridas auto infringidas en las extremidades o en el torso. Las navajas, las tijeras, las propias uñas y los cigarrillos encendidos son los instrumentos más comunes utilizados para hacerse daño.

Muchas personas con borderline niegan sentir dolor cuando se auto-mutilan. Incluso algunos expresan una euforia calma después de hacerlo. Antes de auto-agrediderse, pueden experimentar una gran tensión, enojo, una tristeza abrumadora; después, suelen experimentar un alivio de la ansiedad. Prestarles atención puede resultar en una interminable serie de confrontaciones improductivas; pero ignorarles puede resultar en la muerte.

Los síntomas incluyen:
  1. inestabilidad emocional
  2. sentimientos de inutilidad
  3. inseguridad
  4. impulsividad
  5. dificultades en las relaciones sociales.
  6. Experimentan una especie de angustia existencial, lo que puede ser uno de los obstáculos más difíciles en el tratamiento puesto que absorbe la energía motivacional para “estar bien”.
El tratamiento incluye terapia conversacional y, en algunos casos, medicamentos. Cuando los síntomas son graves, la hospitalización puede ser de ayuda.

Existen 10 tipos de Trastorno de la Personalidad, los que se dividen en tres grupos o “clusters”

Grupo A

Suelen ser extraños, excéntricos, introvertidos y con ausencia relaciones próximas.

Dentro de este grupo está el:

  • Trastorno Paranoide de la Personalidad: Desconfían de todos y se sienten constantemente vigilados, por lo que elaboran teorías conspirativas. Son extremadamente sensibles y tienden a aislarse.
  • Trastorno Esquizoide: Evitan las actividades sociales y las relaciones interpersonales, por lo mismo les gusta mantenerse alejados de las personas, prefieren trabajos solitarios y demuestran una frialdad emocional.
  • Trastorno Esquizotípico: Presentan anomalías en su forma de pensar, además de tener un comportamiento y habla inusual. Son personas frías, son muy supersticiosas y tienden a creer en cosas mágicas, paranormales o en extraterrestres.

Grupo B

Las personas que padecen TLP en este grupo tienen a ser impulsivas, emocionales, llamativas, extrovertidas y a ser social y emocionalmente inestables.

Este grupo se divide en:

  • Trastorno Antisocial: Principalmente omiten toda norma y obligación social, actúan de manera impulsiva y sin culpa. Pueden ser agresivos y superficialmente “encantadores”, por lo que también se les suele mencionar como “psicópatas con encanto”. Suelen estar vinculados a la conducta criminal.
  • Trastorno Límite de Personalidad: Por lo general son personas que se sienten solas y vacías, por lo que realizan esfuerzos increíbles para mantener una relación. Por lo mismo son intensos con su pareja, a la cual idealizan.

Pueden tener una personalidad muy cambiante, también pueden sufrir de episodios de paranoia y tener conductas de riesgo y relacionadas a los excesos.

  • Trastorno Histriónico de la Personalidad: Tienen baja autoestima, por lo que buscan tener la atención de los demás cuidado su apariencia y teniendo siempre un actitud seductora. Incluso, cuando se sientes rechazados, dramatizan la situación e intentan volverse más histriónicos y encantadores aún. Además tiene baja tolerancia a la frustración.
  • Trastorno de la Personalidad Narcisista: Creen que son el centro del universo, son egocéntricos y siempre exageran sobre sus logros o virtudes. También suelen ser rencorosos y vengativos.

Grupo C

Son ansiosos, temerosos y con presencia de conflictos interpersonales e intrapsíquicos y pueden tener:

  • Trastorno de la Personalidad por Evitación: Se sienten inferiores, dan importancia a las críticas que se les hacen. Viven con miedo a ser rechazados, por lo que evitan hacer nuevos amigos. También sufren de trastornos de la ansiedad.

Este tipo de TLP está asociado a personas que sufrieron el rechazo de sus padres o compañeros de colegio.

  • Trastorno de Personalidad Dependiente: Son incapaces de tomar decisiones solos y suelen ser propensos a tolerar el abuso físico y verbal.
  • Trastorno de la Personalidad Obsesivo-Compulsivo: Son disciplinados, excesivamente apegados a las normas, perfeccionistas, moralistas e indecisos.

Características del tipo “convencional” de bajo funcionamiento:

  1. Afrontan el dolor principalmente a través de conductas auto destructivas como auto-mutilación y acciones relacionadas con el suicidio (esto se conoce como “acting in”.)
  2. Reconocen que tienen problemas y buscan ayuda con algún profesional de la salud mental, usualmente de forma desesperada.
  3. Tienen mucha dificultad con ser funcionales diariamente.
  4. Los retos más grandes que enfrentan los familiares son encontrar el tratamiento adecuado, ayudarlo en las crisis, lidiar con sentimientos de culpa y el costo económico del tratamiento. Los padres temen que su hijo no logre vivir de forma independiente.

Características del tipo “invisible” de alto funcionamiento:

  1. Niegan firmemente tener algún problema, incluso mínimo. Los conflictos en las relaciones, pueden aseverar, son siempre culpa de los demás. Si los familiares sugieren que pueda padecer de TLP, casi siempre acusan más bien a este miembro de padecer de borderline.
  2. Se rehusan a buscar ayuda a menos que alguno amenace con terminar con la relación. Si acuden a terapia, usualmente no intentarán trabajar en sus problemas. En terapia de pareja su meta generalmente es convencer al terapeuta que han sido victimizados.
  3. Afrontan el dolor mediante el enojo, culpando y acusando a los familiares de problemas reales o imaginarios.
  4. Esconden su baja autoestima detrás de una pose dura de seguridad que cubre su tormento interior. Usualmente funcionan muy bien en el trabajo y solo muestran su conducta agresiva hacia las personas cercanas.
  5.  Si tienen otros trastornos mentales, usualmente son aquellos que le permiten tener un funcionamiento alto, como el trastorno de personalidad narcisista.
  6. Los retos de sus familiares incluyen afrontar su conducta abusiva, verbal, emocional y a veces física; intentar convencer a la persona con TLP de buscar ayuda; preocuparse de las conductas agresivas con otros niños o hermanos pequeños; intentar y fracasar en poner límites.

Estadísticas

  • Entre 2% o 5% de la población en general presenta TLP.
  • TLP es más común que la esquizofrenia y  es 2 veces más común que el trastorno de alimentación de la anorexia.
  • El 20% de las personas admitidas en hospitales psiquiátricos presenta TLP (más que por depresión mayor).
  • 10% de los adultos con TLP cometen suicidio.
  • Una persona con TLP tiene un índice de suicidio 400 veces mayor que el público en general.
  • 33% de los jóvenes que comenten suicidio tienen rasgos de TLP

Cabe destacar que todas las personas con TLP tienen tratamiento y pueden llegar a tener una vida normal si reciben la ayuda de un profesional. Por eso, es importante consultar con un experto si reconoces que tienes alguna de estas características.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *