Para explicar realmente de forma conscisa pero breve (algo así como un resúmen) lo que significa la “Codepencia”, podemos usar 7 puntos que son claves.

  • Sentirte demasiado responsable

Cuando te hacés responsable de vos mismo a una edad temprana o del bienestar de tus propiios papás. te vas a sentir demasiado responsable de ayudar o arreglar el estado anímico de las personas que te rodean, e incluso de aquellas que simplemente son “conocidos/as”. Te sentirás egoísta al momento de decir “no”, así como también ansioso/a (¿”Cómo probar MI VALOR si no los estoy “rescatando”?), mientras al mismo tiempo te situás en una situación y sensación de resentimiento y de ser usado/a como resultado del sacrificio que realizás para con vos mismo/a.

  • No satisfacer tus necesidades

Cuando se te enseña que tus necesidades no son importantes/”egoístas” por parte de tus padres, en lugar de conectarte con tu mundo interior (emociones/necesidades), los límites entre tus responsabilidades y las de los demás se vuelven difusas o borrosas. Entonces, luchás por identificar y expresar tus sentimientos, pensamientos y necesidades, dejando que otras personas (que claramente son más dominantes) tomen la iniciativa. De esta forma, te ubicás en un segundo plano, en un segundo lugar y, sin quererlo de manera consciente, es el otro/o quien toma diversas decisiones.

  • Complacer a la gente

Cuando tu autoestima se limita y deriva de “ayudar” a tus papás mientras sos rechazado/a al afirmar tus propias necesidades, terminás aprendiendo a ocultar muchas partes de vos mismo/a, y a complacer a otros/as para ser amado/a. Cuando como adulto intentás manejar las reacciones de las personas haciendo lo que se 2espera” en lugar de buscar lo que tu niño interior desea. De esta forma, uno/a termina siendo deshonesto/a acerca de quien es realmente y cómo te sentís.

  • Desconfiar de uno mismo y de los demás

Al carecer de identidad, basás tu autopercepción en las actitudes que tienen los demás hacia vos. Asumís que el trato de los demás es como realmente merecés ser tratado. Esto te lleva a la vergüenza. Encontrarás seguridad en roles de identidad preconstruídos (madre/jefe/pareja), y desafortunadamente no podés sentirte “visto/a” cuando te mostrás como alguien más, en lugar de tu yo auténtico y verdadero.

  • Obsesión / Dependencia

Calmás tu ansiedad teniendo ciertos hábitos, especialmente las relaciones te dan sentido de valor, recreando las actividades como ser : cuidar, sacrificarse, martirio, sentirse existencialmente vacío/a y sin sentido. Por ejemplo, el hecho de perder una pareja, es como perder tu propia identidad.

  • Necesidad constante de controlar

Cuando se te enseña desde la infancia a que solamente vos sos capaz y responsable de garantizar la seguridad, la armonía, luego necesitarás de un sentido de control para sentirte tranquilo/a y seguro/a, sin tolerancia a la incertidumbre, al caos, al error más ínfimo. Además, cuando tu autoestima depende de estar al servicio, te sentirás insultado y lucharás por aceptar los límites de los demás y podrías hasta terminar culpándolos.

  • Enmascarar el dolor subyacente

La codependencia enmascara la vergüenza profunda y la culpa que motiva tus acciones, el miedo profundo a estar equivocado/a, a no gustar, a ser rechazado/a. Debajo de esto, se encuentra la ira crónica, el sentirse invisible, no escuchado, el resentimiento, mientras que el entumecimiento está “protegido” de este dolor.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.