La depresión y sus síntomas

En la sociedad se tiende a llamar depresión a cualquier sufrimiento de forma que en ocasiones se confunden los criterios y en algunos casos se llegan a usar antidepresivos cuando a lo mejor existen otros problemas distintos a la depresión. Hoy en día utilizamos el termino “depresión” para definir casi cualquier comportamiento que nos hacer estar tristes.

La depresión puede afectar seriamente a tu vida diaria, tu trabajo, tus relaciones con los demás y tu salud física. Es importante que tengamos en cuenta que para poder hablar de la misma, se han de cumplir los siguientes criterios diagnósticos que así se establecen en el DSM-IV (popular manual de diagnóstico psicológico).

Criterios médicos que permiten diagnosticar una depresión

Para poder hablar de depresión, han de cumplirse al menos 5 de los siguientes criterios que presentamos a continuación, durante un periodo mínimo de 2 semanas consecutivas.

  1. Estado de ánimo depresivo, donde la persona se siente casi la gran parte del día sin ganas de nada. Así lo argumenta él y así lo pueden explicar las personas que están alrededor.
  2. Se ha perdido el interés por la realización de las actividades diarias que incluso anteriormente disfrutábamos de ellas. No sólo se ha perdido el interés sino que algunos casos se han abandonado o se han dejado de hacer.
  3. Durante un mes, ha habido un cambio de peso (gran aumento o importante disminución) de un 5% de diferencia con respecto a lo que pesábamos normalmente. Esta pérdida de peso no se debe a los efectos de una dieta.
  4. Tenemos más sueño de lo normal o incluso no podemos dormir nada. El sueño ha cambiado en las últimas semanas.
  5. Pérdida de energía y fatiga. Cansancio la mayor parte del día, incluso sin hacer nada.
  6. Sentimientos de inutilidad o culpabilidad excesivos e inapropiados casi la mayor parte del día y casi por todas las cosas.
  7. Dificultad para pensar o para concentrarnos, además indecisión y dificultad para tomar decisiones por simples que puedan parecer.
  8. Pensamientos recurrentes de muerte, a veces miedo a la muerte, a veces pensamientos e incluso en algunos casos ideación suicida, con o sin un plan específico.
  9. Si además todo esto va acompañado de deterioro laboral, social, familiar, de pareja y todos estos síntomas no se deben al consumo de ninguna sustancia ni medicamento, tus sentimientos de tristeza deberían ser analizados por un profesional. Nunca hay que autodiagnosticarse ni mucho menos automedicarse.

La mayoría de las veces, tras una pérdida o duelo, podemos sentir algunos de los síntomas anteriores, ya que los duelos, duelen y afectan a nuestra rutina diaria. Por ésta y otras razones, sólo un profesional está capacitado para diagnosticar una depresión y medicarla si procede.

 

¿Cómo actúo si siento que puedo padecer de depresión?

  • Acudir a un profesional, incluso a cualquier médico que nos suela atender por otras cuestiones para que te nos de las orientaciones adecuadas.
  • No aislarse, aunque en esos momentos sea lo que más “necesitemos” o desseemos. Es importante hacer esfuerzos y empezar por hacer aquellas cosas que antes disfrutabas y en compañía de otros que te puedan ayudar.
  • Afrontar las situaciones estresantes y que nos hacen sentir mal, es importante para poder ir cerrando heridas y hacer frente a ellas. En muchos casos, un psicólogo o médico psiquiatra ayudará a ver la salida a  esa pequeñas cosas que nosotros no podemos observar porque ellos tienen una visión más “objetiva” del panorama.
Leave a Reply
Your email address will not be published. *

Click on the background to close