Los celos son una emocion secundaria resultante de la mezcla de ira y miedo, emociones primarias. Esto quiere decir que, cuando sentimos celos, también estamos sintiendo miedo e ira.

Aparecen como una respuesta ante una situación que se percibe como amenaza. No sonmalo, son una emoción y, como tal, no hay emociones buenas o malas. Todo depende de cómo se gestione la emoción. Si su gestión implica control a la pareja, entonces lo que es malo es la gestión y el vinculo que se está aprendiendo, pero no laemoción en sí misma.

Los Celos NO son Amor

Porque al igual que la decepción no es alegría o la ira no es asco, los celos no son amor. Son conceptos diferentes y no implican nada más trascendental que ser una emocion, por eso la asociación que se hace con los celos y el amor no tiene sentido en sí misma. Las asociaciones que hacemos como sociedad al respecto vienen de las creencias machistas que relacionan el amor con la posesión.

Nadie puede ser una persona “celosa”, porque las emociones vienen y van, algo que aparece y desaparece no puede definirnos.

No hay personas celosas, hay personas con ideas equivocadas sobre lo que es el Amor y personas que no saben gestionar corrrectamente sus emociones.

¿Cómo podemos trabajar los celos?

A la hora de trabajar los celos y su gestión, se evalúan las cosas que se consideran una amenaza, las percepciones y las interpretaciones que se hacen de dicha situación. Todo, con el objetivo de canalizar y modular la emoción de diferente manera para que la conducta resultante no provoque sufrimiento a la persona, ni resulte disfuncional para la relación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.