Diferencias entre fármaco, principio activo, droga y medicamento

En la literatura especializada es posible que encontremos la palabra  fármaco y droga usada de forma indistinta. Aunque estos términos pueden ser confusos, peor es todavía cuando añadimos lo conceptos de principio activo o medicamento.

La palabra DROGA hace referencia a cualquier sustancia química que es capaz de alterar la conciencia, la percepción, estado de ánimo y la conducta. Las condiciones que se han de dar para que una sustancia sea catalogada como droga son las siguientes:

  • Cuando estas sustancias se introducen en el organismo modifican una o varias funciones psíquicas (por ejemplo, sensación de euforia).
  • Provocan que la persona que lo consuma quiera repetir su uso, pues tienen un efecto potente sobre la región cerebral del refuerzo.
  • Cuando el individuo deja de tomarlo, puede sentir un gran malestar.
  • No tienen aplicación médica, y si la tienen pueden ser utilizadas con fines no terapéuticos.

El medicamento, a diferencia de las drogas, sí tienen uso terapéutico.

El principio activo hace referencia a la sustancia química que produce el efecto sobre el organismo. En el caso de la droga éxtasis, el principio activo sería el químico MDMA. Hay medicamentos que combinan distintos principios activos y, en ocasiones, puede haber medicamentos que utilicen incluso excipientes.

Los tipos de drogas pueden clasificarse de distintas maneras: según si son legales o ilegales, según sus vías de consumo, según sus efectos sobre el sistema nervioso.

Drogas legales o ilegales

El término droga legal o ilegal tiene que ver con la legislación del país donde se consume la sustancia. El término ilegal se refiere a que su utilización no está permitida por la legislación de dicho país. Y aunque el consumo propio de alguna sustancia ilegal en ocasiones sí está permitida, la venta está penada con duras sanciones administrativas y/o penales. Las drogas legales sí que están permitidas, y suele existir un fin económico para su utilización. Por ejemplo, los impuestos recaudados con el tabaco o el alcohol.

La variedad de las drogas es muy amplia, según su vía de consumo y, éstas pueden clasificarse de distintas maneras:

  • Fumadas: hachís, marihuana, heroína, “crack”
  • Vía oral: drogas de síntesis, alcohol
  • Inspiradas: cocaína, speed (sulfato de anfetamina)
  • Inhaladas: pegamento
  • Inyectadas: heroína

Según su efecto sobre el sistema nervioso

Las drogas también pueden clasificarse según su efecto sobre el sistema nervioso:

Depresoras del sistema nervioso

  • Alcohol
  • Hipnóticos: pastillas para conciliar el sueño y barbitúricos
  • Ansiolíticos: benzodiacepinas
  • Opiáceos: heroína, morfina, codeína y metadona
  • Tranquilizantes
  • Inhalantes

Estimulantes del sistema nervioso

  • Anfetaminas
  • Nicotina
  • Cocaína y otros derivados
  • Xantinas: cafeína teobromina

Sustancias psicodélicas o perturbadoras

  • Alucinógenos: LSD, mescalina…
  • Cannabinoides: hachís, marihuana…
  • Éxtasis, ketamina

Cuanto más rápidamente pasa a la sangre la sustancia consumida, más rápidos e intensos suelen ser los efectos. Sin embargo, esto no significa que los tipos de drogas que se inyectan tengan efectos peores que el resto; hay que recordar que algunas pueden ser beneficiosas en contextos clínicos controlados por médicos.

Leave a Reply
Your email address will not be published. *

Click on the background to close