¿Qué es la distimia?

De vez en cuando. todo el mundo se siente triste o decaído. Es normal, son rachas, y muchas veces son necesarias para que reaccionemos y busquemos una mejoría en nuestra vida o para que superemos acontecimientos desagradables que nos pasan. Ahora, si ese estado de ánimo permanece dentro nuestro, como una silenciosa compañía, por un lapso de uno o dos años, no el malestar que se llega a experimentar es realmente para preocuparse y…ocuparse.

La distimia aparece cuando una persona lleva inmersa en un estado de ánimo depresivo durante al menos dos años. La observación puede ser hecha por quien lo padece o puede ser observado por quienes la rodean.

Pero, aunque pueden resultar parecidas, la distimia no es lo mismo que la depresión. En estos casos, al menos durante los dos últimos años no ha habido un período superior a 2 meses en los que la persona no haya tenido, por lo menos, dos de los siguientes síntomas:

  • pérdida o aumento del apetito
  • insomnio o hipersomnia
  • falta de energía o fatiga
  • baja autoestima
  • dificultades para concentrarse o para tomar decisiones
  • sentimientos de desesperanza.

Como puede verse, es posible que las personas con distimia no tengan tantos síntomas y no sean tan intensos como las que tienen depresión. Sin embargo, sí existe otro problema: es altamente persistente a lo largo del tiempo. Así, las personas con distimia van a estar de manera prácticamente continuada sumergidas en un estado anímico melancólico. Además, si no hay un tratamiento psicológico adecuado puede derivar en un trastorno depresivo mayor. Puede hacer que aparezcan otras psicopatologías, y hacer terapia es necesaria porque la distimia genera una gran angustia en quien la padece. Como consecuencia a todo esto, la calidad de vida de estas personas se ve mermada, influyendo su malestar psicológico en los distintos ámbitos en los que se mueve de manera significativa.

Distimia / Depresión

Si bien es verdad que tanto ladistimia como la depresión comparten ciertas características en común, NO son lo mismo, y hay que saber identificar una de otra para evitar confusiones.

Las personas con depresión también tienen un estado de ánimo deprimido la mayor parte del día y casi todos los días. Esto, como en la distimia, lo pueden observar otras personas o el propio paciente.

Diferencias entre mbas patologías:

  • En la depresión la duración es de al menos de dos semanas.
  • En la distimia tiene que estar presente durante dos años o más.
  • En la depresión cambia notablemente el interés o el placer en todas o casi todas las actividades de la persona casi todos los días durante la mayor parte del día.
  • En la depresión existe agitación o retraso psicomotor cotidiano y continuado, sentimientos de inutilidad o culpa excesivos o inapropiados y pensamientos e ideas recurrentes de muerte o de suicidio o intentos y planes para llevarlos a cabo.
  • En la distimia no ocurre lo nombrado anteriormente.

Lo que sí que vemos en ambos casos es el deterioro que, día tras día, va sufriendo quien padece una u otra patología Se observa un gran malestar, agotamiento (por salir de esa lucha interna) y un importante y casi inexplicable sufrimiento.

Similitudes entre ambas patologías:

  • Problemas del sueño
  • Aumento o pérdida notoria del apetito (en la depresión puede darse una variación significativa en el peso sin que se siga un régimen especial para ello)
  • Fatiga y agotamieto  (en la depresión se ve más como una pérdida de energía persistente)
  • Dificultad para concentrase o tomar decisiones (acompañada de una disminución persistente de la capacidad para pensar).
Leave a Reply
Your email address will not be published. *

Click on the background to close